¡Buen lunes amigues! Hoy en La Voz con Mariel Fiori es día de negocios y bienestar.

Conocimos a Alba Girón, quien acaba de abrir su primer restaurante Alba’s Kitchen, 138 Tinker Street, Woodstock, con comida latina, estadounidense e italiana.

Alex Beauchamp, Director de la región norest de Food & Water Watch nos explicó qué está pasando con el lobby federal sobre el químico cancerígeno PFAS y con la demanda por la prohibición del gas en el estado de Nueva York, dos temas que resaltan los esfuerzos de las corporaciones para no tratar su propia contaminación en el estado de Nueva York. La industria química estadounidense probablemente gastó más de 110 millones de dólares durante los dos últimos ciclos electorales desplegando cabilderos para eliminar docenas de leyes sobre PFAS y ralentizar la regulación administrativa en torno a los “químicos permanentes”, según un nuevo análisis de documentos de cabildeo federal. Las PFAS se han infiltrado en nuestros hogares y en nuestros cuerpos, dijo Beauchamp. Las PFAS (sustancias perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas) también se conocen como “sustancias químicas permanentes” porque no se descomponen fácilmente en el medio ambiente. Empresas químicas como Dupont y 3M los han fabricado durante décadas; Hoy en día, se encuentran casi 15 000 PFAS diferentes en los productos que utilizamos todos los días. Como resultado, se han extendido por nuestra agua potable (incluida el agua embotellada), nuestro medio ambiente y la sangre del 97% de las personas que viven en los Estados Unidos.

Y les pasé ideas para esta semana.